sábado, 11 de febrero de 2012

Instantáneas

Seguimos vivos, seguimos felices, y seguimos sin escuela.
Ojalá mis días tuvieran una o dos horas más para poder venir a guardar aquí lo que estamos viviendo...
Estamos en un proceso maravilloso. Estoy leyendo ávidamente a John Holt y sintiéndome más segura y más convencida de que vamos por buen camino, por nuestro camino; cada vez logro dirigir menos y mis hijos me sorprenden más de una vez al día con sus charlas, sus conclusiones, sus dibujos, sus escritos, las actividades que proponen...
Seguimos haciendo cajas (workboxes), regularmente por la mañana después de desayunar. En ellas ejercitamos lectoescritura y matemáticas. El resto de las materias (historia, ciencias, etc), va surgiendo al ritmo de la vida misma y de su curiosidad. Los días que tenemos que salir por la mañana no hacemos cajas. Obvio, afuera es donde más aprendemos.
Y yo que me estresaba por pensar en ¿qué los podía yo poner a hacer? Ahora comienzo a entenderlo, mientras menos propongo, más crean, más ocupados parecen, más momentos de "click" ocurren, más se divierten...













3 comentarios:

desdemicordilleradelosandes dijo...

que foto tan ilustrativas!!

Maestra de apoyo dijo...

Hola! me gustaría saber donde descargaste o de que libro son las fichas de trabajo en las que tus niños utilizan las regletas de Cuisenaire :D

Muchas felicidades por el blog

Ale dijo...

Hola, gracias.
El libro es especial diseñado para algunas escuelas de mi ciudad que llevan el programa de mates por regletas... cuando compré las regletas les compré el libro que correspondía al grado en el que van los niños de su edad, a veces trabajamos en él aunque no siempre.